viernes, 21 de abril de 2017

Entrevista a Joaquín Nuevo Nuevo

Por mediación de José Mendoza entré en contacto con Joaquín Nuevo Nuevo que también fue amigo del barrio de Risi. Nos ha concedido una entrevista en la que rememora momentos de su amistad con Pepe, una faceta desconocida para el fan medio de la banda. Muy agradecidos a Joaquín por su tiempo y a  José por la fotografía.
Carlos Rodríguez Duque

1. ¿Cuándo y cómo entras en contacto con la música de Burning?
Me tengo que remontar al año 80 aproximadamente, unos amigos me invitan a ver un grupo de rock en una discoteca del centro de Madrid y me comentan que son de mi barrio, de La Elipa, y me quedé flipado con lo que vi. Ahí empecé a seguir a la banda de mi barrio. En los 80 y los 90 debí ver al grupo unas veinte veces (por decirte una cifra). Aquella primera vez fue en la discoteca MM una sala que frecuentábamos porque se escuchaba rock del bueno… hace mucho tiempo, ¡Joder, tío qué mayor soy [risas]! Los vi en salas como Canciller, en el Rockola, en fiestas de barrio, en las fiestas que organizaba el PCE en Madrid…

2. ¿Cómo y dónde tuviste contacto con Pepe por primera vez?
Le conocí personalmente en mi tiend, a escasos 200 metros de su casa. En realidad era un despacho de venta de pan dentro de una galería comercial y tenían un hilo musical que ponía unas horteradas de cuidado. Pero yo ponía mi propia música, principalmente rock y muchísimo blues a Pepe le flipaba y era un gran conocedor del tema. Entre el 87 aproximadamente y los 90 le vi muchas veces, casi a diario, pero ya sabes a veces desaparecía y no le volvías a ver en 3 meses. 

3. ¿Recuerdas cuándo lo viste por última vez?
No recuerdo, no lo podía asegurar. Venía a menudo por mi despacho de pan pero no sabría decirte.

4. ¿Cómo era Pepe en lo personal, es decir, qué recuerdo tienes de Pepe Casas?
Era un tipo fantástico entraba en la tienda y todos lo miraban, algunos lo reconocían y él charlaba  abiertamente con todos, daba igual que fuese una vecina que no tenía que ver con el mundo del rock o un fan. Era un tío muy accesible, buena gente… era de la Elipa.

5. ¿Tienes alguna cosa que te regalase?
No tengo nada relacionado con él ni un autógrafo, ni foto ni nada de eso. Yo no le agobiaba le trataba como un colega, como uno de los nuestros.

6. ¿Nos puedes contar alguna anécdota divertida de algo que te pasara con Pepe?
Pepe me decía siempre: “Quinito, eres el que mejor música pones…” Yo tenía un radiocassette con dos pletinas en la tienda y escuchaba música de Eric Clapton, Rory Gallagher, Johnny Winter y mucho blues. Esto es algo que no mucha gente sabe pero a Pepe le encantaba el blues. A veces llegaba y me decía: “pon a John Mayall y sube el volumen que me voy a tomar un botellín…” y se quedaba media mañana escuchando música que yo le ponía.
Alguna vez íbamos los dos, aquella bodega estaba a escasos diez metros de mi tienda, cuando yo no tenía lío, claro. Cuando íbamos juntos ponía a Chuck Berry y nos tomábamos unas Mahou mientras hablábamos de música y algo de la vida… siempre nos reíamos un montón

7. ¿Conociste a Toño Martín?
No, sólo su música con Burning pero no conocí a Toño personalmente.

8. ¿Cómo te enteraste de la muerte de Pepe?
Las últimas veces que lo vi estaba ya muy desmejorado, empecé a sospechar que se nos iba. Después dejé de verlo y me enteré por unos amigos comunes. Fue un palo tremendo, una pérdida irreemplazable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario